TEMAS MÉDICOS
Gingivitis: una sangrienta amenaza 18-05-2012
 

gingivitis dentalSi la encía sangra al cepillarse los dientes o mascar alimentos duros, es porque está inflamada y es una clara señal de esta enfermedad bucal, que en etapas más avanzadas puede llevar a la pérdida de piezas dentales.La gingiva, más conocida como la encía es uno de los tejidos de soporte de los dientes, junto a los ligamentos periodontales y el hueso alveolar. Cuando las encías se inflaman, presentan enrojecimiento, aumento de volumen [hinchazón] y sangran al cepillarse o ingerir alimentos duros, como una manzana, claros signos de estar frente a una delicada enfermedad denominada Gingivitis.
De acuerdo al Odontólogo Dr. Nelson Pardo, Director de la Carrera de Odontología de la Universidad Andrés Bello Viña del Mar, esta patología bucal puede estar condicionada a factores sistémicos como problemas hormonales, diabetes, ciertos medicamentos y es crítica y grave en pacientes con VIH Sida; sin embargo, su principal causa es un inadecuado control de la higiene bucal, que provoca una acción del componente bacteriano del biofilm, una estructura microbiológica activa existente en la superficie de los dientes”. Hoy, además se sabe que en el desarrollo de la enfermedad, juegan un importante rol fenómenos de carácter inmunológico.

El Dr. Pardo destaca que “comúnmente el cepillado de dientes se efectúa para la remoción de restos de comida y quedar con un aliento fresco que otorgan las pastas dentales; pero, gran parte de la población olvida o desconoce que este hábito tiene como objetivo eliminar las bacterias alojadas en los dientes”. Al efectuar una deficiente limpieza de los dientes, con el tiempo aparece la presencia de cálculos dentales [sarro], que no es otra cosa que la calcificación del biofilm al no ser removido eficientemente en el cepillado.

Sin discriminación de edad, la gingivitis comienza con las características ya especificadas, a las que se pueden agregar la halitosis o mal aliento. Sin una pronta respuesta ante estos signos, y un cambio en los hábitos de higiene bucal, la gingivitis puede avanzar causando una recesión de la encía hacía la raíz y comienza la movilidad dentaria. En esta estapa estamos ante la presencia de la periodontitis, que puede llevar a la pérdida de las piezas dentales y de igual forma se pueden producir procesos infecciosos como abscesos que pueden complicar más la enfermedad.

El Dr. Pardo advierte que ante los problemas que pueden afectar a las encías, es necesario recurrir al odontólogo, “para que evalúe el estado en que se encuentra el paciente y él tratará o derivará a la especialidad de Periodoncia, para revertir el avance de la patología”.

Cabe destacar que la apariencia de las encías sanas debe ser de un color rosado y consistencia firme.

Pamela Pérez Gavilán
Periodista
Dirección de Prensa
Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones

Tomado de: www.odontologo.blogspot.com>

 
  
 
BUSCA UN MÈDICO
Loading